La Excepción de Contrato No Cumplido

por | Jul 2, 2020 | Civil, Comercial, Covid-19

Más allá de los casos de fuerza mayor o caso fortuito atribuibles a los Decretos que ordenan el aislamiento preventivo obligatorio, la pandemia generada por el COVID-19 ha sido para muchos una excusa para incumplir con sus obligaciones contractuales. Este escenario de incumplimiento, hace que la parte afectada se pregunte si debe seguir cumpliendo con sus obligaciones aún cuando su contraparte ha dejado de hacerlo.

¿Puedo dejar de cumplir con mis obligaciones contractuales si la otra parte incumplió primero?

 

Este cuestionamiento se produce no solo en consideración a la injusticia generada por el abrupto rompimiento de lo pactado en los contratos de obligaciones recíprocas, sino también por una inadecuada interpretación del artículo 1609 del Código Civil relativo a la excepción de contrato no cumplido, que dispone lo siguiente:

“En los contratos bilaterales ninguno de los contratantes está en mora dejando de cumplir lo pactado, mientras el otro no lo cumpla por su parte, o no se allana a cumplirlo en la forma y tiempo debidos”

En este sentido, el hecho de que una parte incumpla el contrato no significa que la otra parte no esté obligada a cumplirlo, sino que esta última no puede ser constituida en mora aún cuando también haya incumplido. En otras palabras, la parte incumplida puede exigir a la otra parte que cumpla sus obligaciones, lo que no puede hacer, es reclamar válidamente los perjuicios derivados de la mora en el cumplimiento si su contraparte decide no cumplir tampoco.

De lo anterior se desprende que:

  • La excepción de contrato no cumplido no puede ser invocada por quien incumplió.
  • Para que la mora se configure, se requiere que una parte haya cumplido y la otra no.
  • El cumplimiento del contrato es un requisito indispensable para exigir el pago de intereses moratorios e indemnización de perjuicios a cargo de la parte incumplida.

        Expliquémoslo con un caso

 

 

 

 

 

 

 

 

Así, por ejemplo, en un contrato de compraventa A tiene la obligación de entregar un bien a B y B tiene la obligación de pagar un precio a A. Si A no entrega el bien, la obligación de B de pagar el precio sigue intacta.  Ahora bien, ante el incumplimiento de AB tiene dos opciones, que acarrean diferentes consecuencias:

Opciones de B frente al incumplimiento de A Consecuencias

1.     Cumplir con su obligación o estar dispuesto a cumplirla

 

–       A se encuentra en mora, por lo tanto, hay lugar al reconocimiento de intereses moratorios a favor de B.

–       B puede exigir el pago de la indemnización de los perjuicios que el incumplimiento de A le haya causado.

–       B puede exigir por vía judicial el cumplimiento del contrato o la resolución del mismo.

2.     No pagar el precio

 

–       B puede exigir por vía judicial que A le entregue el bien y pagar el precio a A.

–       Ni A ni B tienen derecho al pago de intereses moratorios ni indemnización de perjuicios.

¿Qué pasa si ambas partes incumplen el contrato?

Cuando ambas partes incumplen el contrato, sin importar quien incumpla primero, ninguna de las dos tiene derecho al pago de intereses moratorios ni a la indemnización de perjuicios, pero ambas conservan tanto su obligación de cumplir el contrato, como su derecho a reclamar que la otra parte lo ejecute o exigir la resolución. Así lo ha señalado la Corte Suprema de Justicia[1] en reiteradas ocasiones, en las que el demandado ha sido condenado únicamente al cumplimiento de sus obligaciones contractuales, excluyendo el pago de intereses moratorios e indemnizaciones, incluso cuando ha demostrado que su incumplimiento obedecía al incumplimiento de su contraparte.

Conclusión

De lo anterior, podemos concluir que, si lo que se pretende es la ejecución del contrato, la parte afectada por el incumplimiento debe procurar cumplir sus obligaciones o allanarse a cumplirlas, so pena de perder el derecho a reclamar los intereses moratorios y la indemnización de los perjuicios que le hubiere causado su contraparte.

Recuerde que, en principio, el COVID-19 no es una excusa válida para sustraerse de sus obligaciones legales o contractuales. 

[1] Sentencia del 8 de agosto de 2019 y Sentencia del 5 de julio de 2019.

Si su contraparte ha incumplido el contrato y no sabe qué hacer, le asesoramos en la búsqueda de la mejor solución para su caso en particular. 

Seguir leyendo

CONOZCA LAS VENTAJAS DE LA FIDUCIA EN GARANTÍA

CONOZCA LAS VENTAJAS DE LA FIDUCIA EN GARANTÍA

facebookinstagramlinkedin Circular Basica Jurídica de la Super Intendencia Finaciera C.E. 029 DEL 2014 RelacionadosHoy en día, cuando analizamos el mundo empresarial y el mercados nacional e internacional, uno de los factores que más influencia los negocios, es el...