PUNTOS CLAVE SOBRE LA LEY DE TRABAJO EN CASA

por | May 28, 2021 | Actualidad Jurídica, Laboral

Producto de la pandemia generada por el coronavirus, nos cambió la realidad a todos; vimos cómo se afectaron nuestras vidas, nuestros negocios y nuestras empresas; y también vimos el intento del Gobierno por manejar la situación, tomando medias para evitar la proliferación del virus y contrarrestar las consecuencias directas e indirectas de la pandemia. 

La operación normal de las empresas se afectó de manera directa, esto condujo a tomar drásticas decisiones para procurar lograr un equilibrio entre las bajas en la producción o ingresos y, al mismo tiempo, poder garantizar los derechos mínimos de sus trabajadores, para de esta manera sobrevivir a la crisis. Dentro de las recomendaciones dadas por el Gobierno Nacional en materia laboral, se encuentra el trabajo en casa, y fue esta una de las medidas más adoptadas por los empleadores para dar continuidad a las actividades de las empresas y las relaciones con sus trabajadores.

Fue así como el trabajo en casa se fue convirtiendo en parte de la nueva realidad en estos tiempos de pandemia; y tanto ha sido que, tuvo que ser regulado. Con la Ley 2088 del 12 de mayo del 2021, se HABILITA de trabajo en casa como una forma de prestación del servicio en situaciones OCASIONALES, EXCEPCIONALES O ESPECIALES, sin que conlleve variación de las condiciones laborales.

A continuación, veremos los elementos esenciales de esta nueva ley.

EL TRABAJO EN CASA NO ES LO MISMO QUE TELETRABAJO

El trabajo en casa es de carácter ocasional y no se limita al trabajo que puede ser realizado mediante tecnologías de la información y las comunicaciones, medios informáticos o análogos, sino que se extiende a cualquier tipo de trabajo o labor que no requiera la presencia física del trabajador o funcionario en las instalaciones de la empresa o entidad.

Por su parte, en el teletrabajo la prestación del servicios utiliza las tecnologías de la información y comunicación -TIC – como soporte para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio específico de trabajo.

El trabajador puede prestar sus servicios desde su casa o en cualquier otro lugar escogido para desarrollar su actividad profesional, que puede ser una pequeña oficina o un local comercial.

El trabajo en casa se da por CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES, OCASIONALES O ESPECIALES y se extenderá hasta por 3 MESES prorrogables por 3 MESES más, o hasta que DESAPAREZCAN dichas condiciones.

Para dar inicio a esta habilitación, el empleador deberá notificar por escrito a sus trabajadores donde además indicará el periodo de tiempo que el trabajador estará laborando de esta manera. 

Si desea conocer un poco más sobre el teletrabajo, lo invitamos a visitar nuestra publicación: El Coronavirus: Una Oportunidad para la Consolidación del Teletrabajo y la Regulación del Trabajo en Casa, haciendo click aquí.

LA DESCONEXIÓN LABORAL ES FUNDAMENTAL PARA ARMONIZAR EL TRABAJO EN CASA Y LA VIDA PERSONAL DEL TRABAJADOR

Algunos puntos clave que nos trae la Ley 2088 del 2021 para lograr armonizar el trabajo en casa con la vida personal del trabajador y tener éxito en la continuación de la relación laboral, son:

  • Las tareas deben ser ejecutadas de tal manera que el trabajador pueda descansar y compartir tiempo con su familia.
  • El trabajador debe gozar de tiempo para disfrutar de su tiempo de descanso, permisos, vacaciones, feriados y licencias.
  • El empleador debe abstenerse de formular órdenes u otros requerimientos al trabajador por fuera de la jornada laboral.
  • El empleador no podrá asignar carga laboral diferente a la de la jornada laboral. Recuerde que durante el tiempo que dure el trabajo en casa se mantendrán vigentes las normas previstas en la ley en relación al horario y la jornada laboral.
  • El Trabajo en Casa no debe interferir en los espacios personales y familiares del trabajador.

LA COORDINACIÓN ES LA CLAVE DEL ÉXITO

Para lograr los objetivos  fijados, las actividades deben desarrollarse de manera armónica y complementaria entre el empleador y el trabajador; para ello la coordinación juega un papel fundamental.

La Ley 2088 del 2021 dispone que esta coordinación se dé desde el momento mismo de la asignación de tareas o actividades, fijando los medios y herramientas que permitan el reporte, seguimiento y evaluación, así como la comunicación constante y recíproca.

¡PARA ALCANZAR UNA COORDINACIÓN EXITOSA TAMBIÉN HAY QUE PREPARARSE!

No es solo coordinar actividades, sino que el trabajador debe estar preparado para implementación de la habilitación de trabajo en casa, para ello el empleador deberá promover la formación, capacitación y el desarrollo de competencias digitales, en los trabajadores cuando la actividad a desarrollar así lo requiera.

LA RELACIÓN LABORAL SE MANTIENE DURANTE EL TRABAJO EN CASA

La relación trabajador – empleador se mantiene vigente, lo cual implica que:

  • El empleador mantiene la facultad subordinante, junto con la potestad de supervisión de las labores del trabajador. Esto quiere decir que, EL JEFE SIGUE SIENDO EL JEFE.
  • Todas las obligaciones, derechos y deberes derivados de la relación laboral continúan en plena vigencia.
  • El empleador determinará los instrumentos, la frecuencia y el modelo de evaluación del desempeño, cumplimiento de metas, así como el mecanismo para el reporte y/o resultados de éstas, por el tiempo que dure el trabajo en casa.
  • El trabajador seguirá realizando las mismas actividades que desarrollaba en su función habitual.
  • El trabajador seguirá recibiendo su salario sin que sea disminuido de forma unilateral.
  • Durante el tiempo que dure el trabajo en casa, a los trabajadores que ganen hasta 2 salarios mínimos, se les reconocerá el pago del auxilio de transporte pero a título de auxilio de conectividad digital, teniendo los mismos efectos salariales del auxilio de transporte. El auxilio de conectividad y el auxilio de transporte no son acumulables.

¿Y LOS ELEMENTOS DE TRABAJO?

El primer responsable de suministrar los equipos necesarios para el desarrollo de las actividades es el EMPLEADOR; no obstante, el trabajador podrá disponer de sus propios equipos y demás herramientas, siempre que medie acuerdo con el empleador.

Si no hay acuerdo, el empleador suministrará los equipos, sistemas de información, software o materiales necesarios para el desarrollo de la función o labor contratada, de acuerdo con los recursos disponibles para tal efecto.

Si las herramientas y equipos son del empleador, éste definirá los criterios y responsabilidades en cuanto al acceso y cuidado de los equipos, así como de la custodia y reserva de la información según las normas que lo rijan.

TRABAJO EN CASA SEGURO Y SALUDABLE

Para garantizar que el ambiente de trabajo en el trabajo en casa sea seguro y saludable, se deben tener cuenta estos aspectos:

  • Incluir el trabajo en casa dentro de su metodología para identificación, evaluación, valoración y control de los peligros y riesgos de la empresa.
  • Notificar a la ARL la ejecución temporal de actividades del trabajador desde su casa, indicando las condiciones de tiempo y lugar.
  • Por su parte, la ARL deberá promover programas que permitan garantizar condiciones de salud física y mental, así como la seguridad en el trabajo.
  • Realizar retroalimentación constante con los trabajadores sobre las dificultades que tengan para el desarrollo de su labor y buscar posibles soluciones.
  • Realizar seguimiento sobre el estado de salud de sus trabajadores.
  • Informar a sus trabajadores los mecanismos de comunicación (correos electrónicos y líneas telefónicas directas), en las que podrán reportar cualquier tipo de novedad derivada del desempeño de sus labores en casa.
  • Fomentar la implementación de pausas activas dentro de la jornada laboral, así sean de forma virtual.
  • Por su parte, el trabajador deberá cumplir con las directrices sobre la prestación del servicio desde casa.

Seguir leyendo