logo gonzalez aldana

Sí. Pueden Usar su Marca sin su Autorización

por | Oct 15, 2021 | Comercial

Para nadie es un secreto que el internet y las redes sociales, más allá de ser plataformas de expresión para los individuos, se han convertido en una herramienta comercial de fácil acceso. Productores, distribuidores, consumidores y competidores generan contenido digital utilizando libremente las marcas registradas de terceros para sus propios intereses, que no siempre corresponden a los del titular. No obstante, por sorpresivo que parezca, el solo hecho de que el uso de una marca comercial no haya sido autorizado por el propietario de la marca, no es suficiente para determinar que se trata de una violación a los derechos marcarios. ¡Le explicamos!

El registro de una marca otorga a su titular el derecho a disponer de ella y a usarla de forma exclusiva, lo que implica, la facultad de impedir a terceros realizar sin su consentimiento los siguientes actos[1]:

r

Aplicar o colocar la marca sobre productos para los cuales esta ha sido registrada o sobre productos vinculados a los servicios para los cuales se registró la marca; o sobre los envases, envolturas, embalajes o acondicionamientos de tales productos;

r

Aplicar o colocar la marca sobre productos para los cuales esta ha sido registrada o sobre productos vinculados a los servicios para los cuales se registró la marca; o sobre los envases, envolturas, embalajes o acondicionamientos de tales productos;

r

Suprimir o modificar la marca con fines comerciales, después de que se hubiese aplicado o colocado sobre los productos para los cuales se ha registrado la marca; sobre los productos vinculados a los servicios para los cuales ésta se ha registrado; o sobre los envases, envolturas, embalajes o acondicionamientos de tales productos;

r

Usar públicamente un signo idéntico o similar a una marca notoriamente conocida, aun para fines no comerciales, cuando ello pudiese causar una dilución de la fuerza distintiva o del valor comercial o publicitario de la marca, o un aprovechamiento injusto de su prestigio.

r

Usar en el comercio un signo idéntico o similar a la marca respecto de cualesquiera productos o servicios, cuando tal uso pudiese causar confusión o un riesgo de asociación con el titular del registro. [2]

r

Fabricar etiquetas, envases, envolturas, embalajes u otros materiales que reproduzcan o contengan la marca, así como comercializar o detentar tales materiales;

r

Usar en el comercio un signo idéntico o similar a una marca notoriamente conocida respecto de cualesquiera productos o servicios, cuando ello pudiese causar al titular del registro un daño económico o comercial injusto por razón de una dilución de la fuerza distintiva o del valor comercial o publicitario de la marca, o por razón de un aprovechamiento injusto del prestigio de la marca o de su titular;

De lo anterior se desprende que, el registro no otorga un derecho ilimitado al titular de la marca para impedir cualquier uso que no haya autorizado. En efecto, la ley delimita esta facultad a seis actos, de los cuales tres requieren de la existencia de un potencial perjuicio para el titular, por lo cual sí es legalmente posible que alguien utilice su marca sin su permiso. Sin embargo, esta facultad se encuentra restringida.

En este orden de ideas, es importante para los titulares de las marcas, saber distinguir los usos no autorizados que pueden impedir, de aquellos que, aunque puedan parecerle molestos no se consideran como una infracción. Asimismo, quien pretenda utilizar una marca ajena, debe ser consiente de cuáles son los usos que las normas de propiedad intelectual le permiten, las sanciones aplicables por su inobservancia, así como la existencia de otras normas diferentes a las del derecho marcario, bajo las cuales una determinada conducta relacionada con una marca resulta sancionable, como el derecho de la competencia o de protección al consumidor, e incluso los términos y condiciones de las redes sociales o determinadas cláusulas contractuales.

Sabía Qué…

La Política de Marcas Comerciales de Twitter prohíbe el uso de logotipos con la intención de inducir al error, confundir o engañar. En efecto, esta red social se reserva el derecho de suspender la cuenta de usuarios que se identifiquen con las marcas de terceros.

Así las cosas, bajo la normatividad Andina, de aplicación en Colombia, el titular de la marca NO puede prohibir que terceros hagan uso de su marca cuando el uso cumple con las siguientes características cumulativas:

Z

Se hace de buena fe.

De acuerdo con la Interpretación Prejudicial del proceso 303-IP-2019 del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, el uso de buena fe es el que “es leal no solo con respecto a los legítimos intereses del titular de la marca sino también respecto al interés general de los consumidores y el correcto funcionamiento del mercado”.

Ejemplo: Cuando una consultora ubica en la sección de clientes de su página web el logotipo de uno de sus clientes.

Z

No constituye uso a título de marca.

Es decir, que no se use para distinguir el producto o servicio de otros. Por lo cual no debe generar en el público riesgo de confusión con otras marcas.

 Ejemplo: la elaboración de un reel de Instagram en el que se utilice determinado logotipo para hacer referencia a una de las empresas con más crecimiento en el país.

Z

Se limita a propósitos de identificación o de información.

Es decir, que su objetivo sea identificar o informar las características de un producto o servicio, de acuerdo con la buena fe comercial.

Ejemplo: Un blog en el que se habla de los productos altos en sodio y se inserta la imagen de un producto que según la ley aplicable es alto en sodio.

Z

No es capaz de inducir al público a confusión sobre la procedencia de los productos o servicios.

Es decir que no genera confusión entre el público o los consumidores sobre el origen de un producto o servicio.

Ejemplo: un vendedor de carros que, en su publicidad inserta los logos de las marcas de carros que vende.

En este sentido, por ejemplo, estaría prohibido que una persona comercializara un producto identificándolo con el reconocido logotipo de Coca-Cola, sin obtener la autorización de esta empresa. Sin embargo, no estaría prohibido que, se utilizara el logotipo en un documental sobre la historia de las gaseosas.

En GONZÁLEZ ALDANA ABOGADOS le asesoramos en el registro y defensa de su marca.

 

[1] Artículo 155 de la Decisión 486 de la Comunidad Andina de Naciones.

[2] Cuando se use un signo idéntico para productos o servicios idénticos se presumirá que existe riesgo de confusión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEGUIR LEYENDO